“Lo primero es que te atiendan y te entiendan, que no te juzguen para nada, que no te critiquen, que no sientas que estás haciendo algo mal, que te crean y te apoyen”, explica Alina a SEMlac.

A todas las mujeres lesbianas y organizaciones

que trabajan a favor de sus derechos

La relación entre homosexualidad y vejez articula diversos elementos: por un lado,la pervivencia de un discurso social y hegemónico que excluye y discrimina a las personas mayores y, en segundo lugar, un ordenamiento heteronormativo de la sexualidad que se vincula con el establecimiento y subordinación de formas de identidad particulares.

Casi en la arrancada del proceso de presentación, consulta y aprobación de lo que será el nuevo Código de las Familias en Cuba, se desatan no pocas polémicas e interrogantes. Especialistas coinciden en que la nueva norma jurídica debe ser amplia, para proteger a todos los tipos de familias e incluir asuntos diversos, como el reconocimiento legal y de derechos a las parejas no heterosexuales, la definición de responsabilidades en la educación infantil, el diseño de políticas en torno al envejecimiento demográfico y la violencia intrafamiliar y de género, entre otros.

“Ya no aguanto más, si esta pandemia no termina me voy a volver loca. Y es que todo cae encima de mí: lavar, limpiar, buscar comida, cocinar, las teleclases del niño, atender a mi suegra, cumplir con mi trabajo. Y a mi esposo no se le puede decir nada, porque con todo esto está muy alterado y hasta me grita; y yo, para que eso no suceda, mejor me callo”.

Página 1 de 130

Información adicional